Concepción y preparación del viaje:

Ya me iba despidiendo de la India. Mientras esperaba que el tren partiera de Jaipur pensaba en lo que me dijo Ashtosh, quien me hospedó en su casa en Delhi:

“INDIA means: I Never Do It Again”

Decía él que quien visitaba su país o lo amaba o lo odiaba. Yo tenía más sentimientos encontrados que nunca. De todos modos me ganaba la emoción de ver el Taj Mahal y encontrarme con una vieja amiga que cerraba su viaje después de más de año y medio fuera de Lima.

Experiencias:

Primera impresión

No quise saber nada del Taj Mahal hasta estar ahí. Por suerte en fotos no se puede apreciar lo que realmente es. Mantuve mis expectativas en cero y leí sobre la historia del palacio mausoleo para una persona.

Encontré un pequeño hostel en la misma calle que da a la entrada del palacio y me instalé. Salí a comer y a media cuadra me senté a recuperar la conciencia. El sol me había mareado, no era de juego, esos 38ºC con sensación térmica de mas de 42º no eran para tomárselos a la ligera.

Taj Mahal desde el Yamuna

Taj Mahal desde el Yamaná

El Yamaná

El mahal está construido a los pies del río Yamaná, que más parece un lago largo. La entrada al local cuesta bastante comparado con el resto de atracciones en India, aunque si la comparas con otras maravillas del mundo tampoco es una locura. Sin embargo decidí caminar por los alrededores, a ver si encontraba algún lugar desde donde ver el palacio de otro ángulo.

Así llegué al río y conocí a Anuj, quien por unas pocas rupias me llevó en su bote por Yamaná. Si vas, búscalo, se ve increíble desde afuera, especialmente al atardecer.

Anuj en su bote sobre el Yamuna

Anuj en su bote sobre el Yamaná

Al día siguiente llegarían mi amiga Najud y su novio Agustín. Nos encontraríamos en la puerta del Taj Mahal para ver el amanecer. Venían desde Delhi con un guía así que perfecto, todo encajaba.

Con Agustín y Najud

Con Agustín y Najud

La corona de los palacios

Si Taj es “corona” y Mahal es “palacio”. Entonces la corona de los palacios, el palacio de los palacios, el ultimate palace vendría a ser la traducción entendida del Taj Mahal. Otra cosa, el Taj Mahal no es sólo el mausoleo con las cuatro columnas de mármol a su alrededor. Si sólo consideramos lo que está dentro de las murallas es un complejo de más de 300m x 400m, que incluye el Darwaza (fuerte de entrada), los jardines y acueductos, la mezquita y el jawab, y por supuesto el mausoleo principal con sus cuatro minaretes.

La historia corta (bien corta)

Como la historia de construcción del Taj Mahal está en todos lados, la presentaré rápidamente, sin mucho detalle.

Allá por los 1600 el rey de entonces enviuda de una de sus varias esposas mientras daba a luz a su decimocuarto hijo. Ella era la favorita del rey, entonces como quería darle a ella una corona y un palacio decidió hacer que su tumba (mausoleo) fuera eso, Taj=corona ; Mahal=palacio.

Entonces empezó la construcción del Taj con arquitectos traídos de otras partes del reino. Tomó 22 años y más de 20 mil trabajadores. Gran parte del mármol utilizado fue traído desde Rajasthan por elefantes, inclusive desde fuera de la India. Las piedras preciosas que se ven incrustadas en el mármol fueron traídas de Medio Oriente y Asia.

Inscripciones del Corán incrustadas en el mármol.

Inscripciones del Corán incrustadas en el mármol.

Luego le cortó las manos a todos los involucrados en la construcción para que no pudieran hacer uno igual. Y cuando estaba a punto de construir otro exactamente igual, pero en mármol negro para él, justo en la orilla opuesta al río, es llevado prisionero por su hijo al fuerte de Agra donde pasó los últimos años de su vida. Y es que ya no sólo era la riqueza propia la que gastaba sino la de la recaudación de impuestos. Este hijo era el heredero al trono y no podría luego gobernar si le vaciaban las arcas.

Se acaba Agra

Al caminar cerca de este gran palacio de mármol blanco, lleno de incrustaciones de piedras preciosas te das cuenta del por qué de su fama. De hecho si pones una linterna en dirección al mármol, muy de cerca se puede ver el interior de la piedra. Suena a cuento, pero es así.

#ChasquiMode

#ChasquiMode

Ya en la salida pasamos por el fuerte de Agra, donde entendimos que donde estuvo preso el rey obsesivo fue prácticamente una reclusión por demencia, seguía viviendo como rey pero ya no gobernaba. El fuerte es inmenso y más de la mitad funciona como base militar. Caminamos lo que se nos permitió. Y mientras esquivábamos comerciantes que nos ofrecían el mero-mero “zafiro de estrella único en el mundo – my friend very cheap for you” nos despedíamos de esta gran, gran ciudad.

Habitación en el interior del Fuerte.

Habitación en el interior del Fuerte.

#KeepChasquing

#ChasquiTips:

  • Nadie te dice que no puedes entrar con mochila y trípode al complejo. Yo te lo digo, sólo lleva tu cámara, tu billetera, celular y tu agua.
  • Regatea los precios por menos de la mitad o más bajo aún. Siempre averigua desde antes cuanto deberías pagar y aférrate a ese número.
  • Sobre los trenes: Hay boletos reservados (en todas las categorías) especialmente para extranjeros, con un costo extra muy pequeño (menor al 5%) pero la mayoría deben comprarse en la estación de donde partirás.
  • No te generes expectativas, te sorprenderás mucho más al descubrir todo ahí tu mismo.

Información y recomendaciones para el viaje:

  • Fecha del viaje:         Del 05 al 07 de junio del 2016
  • Duración de este viaje: Jaipur – Agra       14 horas        Tren
  • Clima durante el viaje: Sol calcinante.
  • Elementos y accesorios recomendables:
    • Sombrero.
    • Bloqueador.
    • Camisa que te proteja del sol y te mantenga fresco.
    • Lentes de sol.
    • Mucha agua.
  • Comida: En cualquier restaurant o puesto de la calle, sobre la misma avenida que te lleva al Taj Mahal hay varios.
  • Café: Igual que con la comida, pero si quieres café recién pasado deberás ir a algún hotel.

Contacto de información al viajero i:

Uttar Pradesh Tourism Office: Dentro de la estación de tren está el Government Tourist Information Counter, cerca al Raja Ki Mandi.