Concepción y preparación del viaje:

Sri Lanka, estaba en mi lista de obligaciones sin si quiera saber qué había ahí. Recolectando información de otros viajeros llegué a Colombo e inmediatamente saliendo del aeropuerto busqué el bus que me llevaría directo a Kandy, ahí empezaría.

Ni bien llegué busqué alojamiento y fui a la oficina de turismo a planear la ruta para todo el país. En media hoja bond me dibujaron el contorno del país, marqué los lugares a los que quería ir y las otras recomendaciones del extraordinariamente amable encargado del lugar. Así tenía la ruta tentada.

Bienvenidos a Sri Lanka

Bienvenidos a Sri Lanka

Experiencias:

Camino a la Capital de las Montañas

Pese a que comparte su pasado entero con India, Sri Lanka con menos de dos años más de independencia que India, le ha sacado una gran ventaja en términos de desarrollo social, y eso se nota pero de inicio. Para encontrar el bus que me llevaría a Kandy, me bastó con preguntarle a una sola persona, cuya respuesta fue directa y precisa. No hubo ningún “yo te llevo” ni choferes de tuktuks (mototaxis) que intervengan para llevarme ellos o sacarme algún dinero extra.

Encontré el bus, pagué la tarifa que esperaba, me compré un choclo y el bus arrancó en punto. La televisión al frente del bus directo que además funge como transporte público reproducía un concierto de un grupo que entonces tocaba cumbia. Quitando el idioma de lado, la música no era nada distinta a la de cualquier grupo de cumbia peruano, lo que me hizo sentir muy en casa. Luego pasaron a tocar un popurrí de grandes éxitos de “TheWailers”; será que así nació la canción Ganja Bus pensé.

Choclo

Choclo y Noticias

Caminando Kandy

La ciudad se presta mucho, muchísimo para recorrerla a pie. Clima de montaña acogedor, una lluviecita que no impide el recorrido y al frente el lago Bogambara, grande, limpio y con vida en él. Me di cuenta además de que podía caminar sin música, algo que había instaurado como necesario en mi caminar por India para evitar las interminables propuestas de los choferes de tuktuk y otros comerciantes.

Pasé por el templo donde afirman resguardar un diente original de Buda Gautama, pero la entrada era muy cara para ver una buena imitación del mismo, ya que el original no está exhibido al público.  Tomé una de las colinas para ver si lograba tener una vista completa de la ciudad. Y así fue, llegué para ver el cielo pintarse de naranja sobre la ciudad que rodea al lago.

Sunset sobre el Bogambara Lake

Sunset sobre el Lago Bogambara

Al llegar ahí distinguí una figura de buda sobre otra colina, pregunté y resultó ser un templo y se podría llegar caminando, ya tenía ruta para la mañana siguiente. Así efectivamente y después de un poco de fruta, un té y un par de huevos fritos me enrumbé la mañana siguiente al gran buda en la colina. Llegué antes de lo esperado y después de recorrer los diferentes niveles del templo me di cuenta que el templo además era una escuela. Los niños en el recreo salieron inmediatamente a ver qué hacia este curioso en aquel lugar.

Templo Bahirawakanada

Templo Bahirawakanada

Fue divertido explicarles donde quedaba Perú. Las risas ocasionadas por mis infructíferos intentos de pronunciar algunas palabras en cingalés me concedieron el honor de hacer de juez para las carreras de velocidad que hacían en los 20 metros de patio, una competencia muy importante de cada uno de sus recreos.

Risas en el templo Bahirawakanada

Risas en el templo Bahirawakanada

Templos en Dambulla

Al llegar a Dambulla me di con una ciudad construida a partir de la misma carretera, siendo esta la avenida principal. Adentrándome por una de las transversales, en su mayoría no asfaltadas, encontré una casa de huéspedes en medio de la selva, sin alumbrado público, sin wifi, sin hoteles alrededor, solo sembríos, animales, verde y silencio. Necesitaba descansar y después de varias tazas del delicioso té caí dormido. No pasó mucho tiempo hasta que los zancudos se enteraron del buffet que entonces se les presentaba.

Lago al pie del Templo

Lago al pie del Templo

En la misma Dambulla se ubica el Templo de Roca. Después de dos baños (uno con la ducha y otro con repelente) me fui a conocerlo. El sol nuevamente iluminaba sin quemar, así que AC/DC en los oídos y a caminar. Tras un #ChasquiMode en el Templo Dorado ubicado a los pies de la colina donde se ubica el anterior efectivamente llegué.

ChasquiMode frente al Templo Dorado

ChasquiMode frente al Templo Dorado

Templo de Roca

Templo de Roca

La vista desde ahí trae paz, verde para donde mires. Al entrar al complejo entiendes cuán importante puede ser la religión para una sociedad. Es una serie de cuevas y en el interior de cada una de ellas imágenes talladas de Buda en todos los tamaños, posiciones y estados del mismo. Grupos de diferentes colegios, así como de otras personas, llegan a rendir tributo y llevar ofrendas.

Rock Temple

La mañana siguiente el croar de las ranas fue más efectivo que el despertador del celular. Eran las 4:30 am y partía para la roca sagrada y de identidad nacional. Sirigiya representa un león, este además representa a la etnia cingalesa, como lo hace además su bandera.

ChasquiMode al amanecer sobre Pidurangala Rock

ChasquiMode al amanecer sobre Pidurangala Rock

 

Pidurangala Rock

Pidurangala Rock

Esta “roca” de más de 200 metros de elevación, otrora ciudadela y hoy patrimonio cultural de la humanidad se distingue unos kilómetros atrás. Así que para verla en su total magnitud y manteniendo mis intenciones de soledad decidí subir a ver la salida del sol a la roca aledaña, la roca Pidurangala. Si una salida de sol suele ser en solitario, ésta era el siguiente nivel, ver el negro pintarse de verde y azul inspirarían al más frustrado de los artistas. Decidí quedarme a disfrutar del lugar y el momento. Al pasar de regreso noté que las colas para subir a ambas rocas amenazaban con quitarle la magia al lugar.

ChasquiMode sobre Pidurangala. Sigiriya en el fondo.

ChasquiMode sobre Pidurangala. Sigiriya en el fondo.

En resumen Kandy y Dambulla me permitieron recargar energía, bonito contraste después del desgaste energético el mes anterior en India. Fue mi primer encuentro con una sociedad budista, basada en el esfuerzo continuo del individuo y la comunidad. Un gobierno que, a ojos de quien escribe, protege, educa y da oportunidades a todos por igual.

#KeepChasquing

#ChasquiTips:

SriLanka es un país poco mencionado entre viajeros, con gente muy amable y de gran voluntad.

Camina cuanto puedas, el país y sus ciudades son pequeñas.

Los buses entre ciudades funcionan además como transporte público a través de la ruta que hacen, así que las oportunidades de contacto con la gente local están en constante disponibilidad.

Información y recomendaciones para el viaje:

Fecha del viaje:         15 al 19 de Junio 2016.

Clima durante el viaje:

Kandy y Dambulla: Clima templado con sol y más fresco por la noche.

Elementos y accesorios recomendables:

  • Bloqueador.
  • Camisa que te proteja del sol y te mantenga fresco.
  • Lentes de sol.
  • Agua.

Café: En Kandy hay varios locales entre ellos el CoffeePot. No está mal. En Dambulla no será muy fácil encontrar café pasado, pero hay té por todos lados.

Contacto de información al viajero i:

Sri Lanka Tourism Head Office

  • http://www.srilanka.travel/
  • Sobre la avenida Sri DaladaVeediya a la altura del óvalo está la oficina de turismo en Kandy.
  •  +94 112426900