Concepción y preparación del viaje:

Después de conocer el lado cultural de Sri Lanka, en las montañas y la selva, quería ir a la playa. Entonces el monzón del sur-oeste le pegaba al país así que opté por ir a la costa este empezando por el norte.

Mi primer destino sería Trincomalee y el próximo Arugam Bay al sur del país.

Batticaloa

Batticaloa

Experiencias:

Empezando por el Norte

Llegué a Uppuveli en Trincomalee. La ciudad de Trincomalee estuvo cerrada al turismo por unos años y fue recientemente una playa ocupada principalmente por pescadores y los huéspedes de uno que otro nuevo resort que se van construyendo. Trincomalee fue incorporado y abierto al turismo por el 2012, ya que estaban en guerra civil. Esto hace que las playas estén casi desiertas y sea un poco difícil encontrar donde hospedarse. Por otro lado te da una experiencia más íntima con los ciudadanos locales y que la vida marina esté visiblemente más activa.

Camino Pigeon Island - Trincomalee

Camino Pigeon Island – Trincomalee

En la playa conocí a la familia Leduc, una pareja con tres hijos (9, 5 y 2) quienes estaban en su último mes de un año sabático donde daban la vuelta al mundo. Estuvieron casi un mes en Perú así que nos faltó tiempo para seguir conversando.

Luego de unas noches, motivado por conocer la “Pidgeon Island” subí unos km más al norte hasta Nilavelli. Me alojé en la casa de un lugareño que no hablaba inglés. Por la tarde en la playa conocí a un grupo de ingleses que no habían escuchado de la isla, así que les conté sobre ella y al día siguiente por la mañana estábamos alquilando un bote para ir.

Pidgeon Island

Pidgeon Island

Sin estar al tanto de los animales que habitaban esos corales, me puse a hacer snorkeling, cuando en eso veo lo que lo pensé era la cría de un tiburón blanco y pensé: “La madre no debe estar lejos”. Entonces salgo del agua gritando “tiburón, shark, tiburón!”. A lo que las otras personas me miraban extrañadas por mi extraña emoción o preguntaban, dónde estaba, para verlo. Un poco después me enteré que era el tiburón de arrecife de punta blanca, y era inofensivo. Dediqué casi el resto del día a buscarlo nuevamente y aunque lo vi dos veces más, no tuve oportunidad de sacarle una foto.

Snorkeling in Pidgeon Island

Snorkeling en Pidgeon Island.

Ya de vuelta y después de un buen pescadito en la playa, nos separamos. Cuando pagué me di cuenta que no tenía mucho más efectivo así que me tocaba caminar de vuelta. Mientras iba caminando y maldecía mi mal cálculo económico un tuktuk (moto-taxi) insistía en llevarme pese a no tener plata. Al fin acepté y cuando salimos del camino entramos a la carretera hacia la casa donde me hospedaba le avisé y paró. Yo esperando que pusiera la mano o algo para pedirme aunque sea mi voluntad, me dice: “good by my friend, thanks for visit my country”. Sri Lanka ya me había impresionado con su gente, pero eso me impresionó más.

Rumbo sur, pegadito al mar

Mi siguiente destino era Arugam Bay, pero el sistema de buses me obligó a hacer una parada de dos noches (originalmente era una) en Batticaloa, pueblo pequeño de vida nocturna muy tranquila.

Cuando llegué a Arugam Bay tenía la idea de estar no más de dos noches, conocer la vida nocturna, aprender a surfear y bacilar en la playa. Fue tan bueno todo que me quedé diez noches, hasta mi salida del país.

Arugam Bay

Arugam Bay

Mientras iba un día rumbo a “Peanut Farm” (playa) se detiene en seco el tuktuk y el chofer me dice: “shhhh, they come”, y de pronto una manada de elefantes salvajes nos cruza por delante. Yo no cabía dentro de mi cuerpo, ver cuatro elefantes salvajes tan de cerca, tan peligroso como inesperado.

Peanut Farm - Arugam Bay

Peanut Farm – Arugam Bay

Playa - Arugam Bay

Playa – Arugam Bay

Esperando las olas.

Esperando las olas.

Por la tarde encontré además, un profesor de yoga donde fui casi a diario, y me hice amigo de una pareja de chilenos, un español y un turco, todos hablábamos español y nos quedaríamos por ahí unos días.

Surfing día 1

Surfing día 1

Surf intento 2.

Surf intento 2.

Surf intento 3.

Surf intento 3.

Y así fue, un cruzar rápido por una costa que ofrece de todo en un país que quiere, ayuda y cuida a sus visitantes. Más al sur en Mirissa, se ofrece el avistamiento de ballenas y delfines por si te interesa ir causita.

#KeepChasquing

#ChasquiTips:

  • Sri Lanka es un país poco mencionado entre viajeros, con gente muy amable y de gran voluntad.
  • Camina cuanto puedas, el país y sus ciudades son pequeñas.
  • Los buses entre ciudades funcionan además como transporte público a través de la ruta que hacen, así que las oportunidades de contacto con la gente local están en constante disponibilidad.

Información y recomendaciones para el viaje:

  • Fechas del viaje:                   Del 19 de junio al 02 de julio 2016.
  • Clima durante el viaje:        Sol todos los días en todos los lugares.
  • Elementos y accesorios recomendables:
    • Bloqueador.
    • Camisa que te proteja del sol y te mantenga fresco.
    • Lentes de sol.
    • Agua.
  • Café: No es fácil conseguir café recién pasado.

Contacto de información al viajero i: