Concepción y preparación del viaje:

Aunque en muchos lugares aparece en español como Benarés, prefiero llamarlo como lo conocí y como se le llama originalmente.

Habiendo vivido en carne propia la experiencia de viajar con el “open ticket” de los trenes indios me compré un ticket regular y fui a la ciudad sagrada de Varanasi. Habiéndome hospedado anteriormente en Nueva Delhi con unos locales muy devotos de Shiva, me habían contado y explicado sobre su poderoso y benevolente Dios. Inclusive me habían regalado un japa mala de rudraksha, elaborado por uno de ellos, para que Shiva siempre me proteja.

Por suerte pude conversar con Analú, de Viajar para Vivir, quien me dio algunos consejos para mi visita a esta mística ciudad, para ella Varanasi es “una de las ciudades mas sorprendentes en las que ha estado”.

Experiencias:

Primera impresión

Catorce horas en el tren me fueron suficientes para conversar con la gente e informarme bastante sobre lo que vería ahí. Rituales, costumbres, monjes, fuego y muchos vendedores oportunistas me estarían esperando en la ciudad sagrada.

Efectivamente, no terminaba de detenerse el tren, y a través de la ventana ya me ofrecían agua, comida, lugar donde hospedarme y tuktuks para ir a donde me vaya a hospedar. A todos ellos ignoraría hasta salir de la estación y pudiese negociar un buen precio. El camino hasta la salida lo tuve escoltado por no menos de 10 choferes de tuktuk repitiendo las siguientes frases: “where are you from my friend?”, “you need tuktuk for your hotel” (sí, así, una afirmación, no una pregunta), “very cheap”, “hotel is far, need a tuktuk”, “to hot to walk, need a tuktuk”, “special price for you my friend”.

Los tuktuk son los mototaxis, y quienes los manejan compiten en creatividad para conseguir al cliente, la frase que más me gustó de uno de ellos fue: “need tuktuk? indian helicopter my friend, very fast, very cheap”.

Negocié bien y me fui en el indian helicopter hasta el Stops Hostel, donde me quedé. No tuve necesidad de buscar el centro de información, ya que tenía más que suficiente y además el principal atractivo de esta ciudad, es la ciudad misma.

Streets of Varanasi

Calles de Varanasi

Masaje al paso

Ochenta y siete ghats (puertos o accesos al río) tiene el río Ganges en Varanasi, y atrás de ellos un laberinto infinito de calles y pasajes que pueden como no, tener salida, angostarse o lo que sea. Es como si las calles tomaran vida, es casi imposible tomar una ruta y luego regresar por la misma. Inclusive es difícil seguir la ruta planeada, siempre hay algo que llama tu atención y te das un pequeño desvío. A esta pintoresca y peculiar organización urbana se suman decoraciones de vendedores ambulantes, humo de inciensos y cigarros, perros, gatos, carneros, vacas y monos que literalmente saltan sobre tu cabeza.

Ghats of Varanasi

Ghats of Varanasi

Llegué al río, al ghat Raja. Mientras caminaba de ghat en ghat ví a la gente acomodarse en el ghat Dashaswamedh para ver la ceremonia del fuego. En eso un señor me da la mano y yo en reacción se la doy, cosa extraña porque ya estaba cansado de que casi todo acto de cordialidad en la India resultaba para venderte algo. En el primer apretón de manos empezó a hacerme masajes, siguió por el brazo, y así sin darme cuenta estaba echado en la calle sobre una mandala haciéndome masajes por un masajista profesional, quien después de más de una hora me dijo que le pagase según que tan “feliz” estaba. Le dije que no me alcanzaría la plata si fuese de esa manera, pues mi felicidad era infinita en ese momento; pero entendí que el monto era “mi voluntad”.

masajes frente al ganges

Masajes frente al ganges

La ceremonia había empezado, se llama Aarti y es un ritual para darle ofrendas a la Diosa Ganga y al río Ganges. Durante la ceremonia están presentes agua, tierra, aire, éter (alma) y fuego; los 5 elementos. Suenan los tambores, el bong, y otros instrumentos que te transportan a una realidad alternativa.

Ceremonia de la Luz (Aarti)Ceremonia de la Luz (Aarti)

Los Sadhus

A lo largo de todo el Ganges, puedes ver a los monjes Sadhus (mayoritariamente de la secta Aghori), monjes que han renunciado a todo lo material, viven peregrinando y meditando y son alimentados por los pobladores ya que son muy respetados y hasta temidos por ellos. Están siempre cubiertos de vibhuti, cenizas provenientes de las cremaciones humanas y llevan consigo un cráneo humano. Inclusive practican el canibalismo (solo los Aghori), por lo que éstos fueron oficialmente separados de la religión hindú, pero siguen siendo muy respetados y venerados por los creyentes. Cuando el Sadhu deja el mundo material para renacer en el mundo espiritual, puede celebrar su propio funeral y el propio estado Indio reconoce la muerte legal (pero no física) del Sadhu: “…hoy ha muerto un hombre y un Sadhu ha nacido…”

Al respecto podría escribir un artículo entero, ya será para otro post.

Saduh - Aghori in Ghat

Saduh – Aghori

El río, la vida y la muerte

Caminar por los ghats de Varanasi no es para cualquiera, necesitas abrir tu mente, olvidarte de tus costumbres para entender ajenas. Para el hinduismo al morir no hay un alma que deja el cuerpo y va al cielo o infierno. En términos muy, muy generales, el hinduismo explica que tus acciones generan consecuencias, lo que se llama karma, si haces mal, recibirás mal, si haces el bien, recibirás el bien.  Pero el ciclo de la vida (samsara) no acaba al morir, te reencarnas una y otra vez hasta que hayas limpiado tu karma, una vez limpio alcanzaras el moksha o la unión con Dios.

Entonces, el río Ganges es sagrado, si al morir tus cenizas son puestas en el río, quedas limpio de karma y no más ciclos de reencarnaciones. Dejas este mundo de placeres y sufrimiento que resulta ser una ilusión (maya) y consigues la unión.

Sí, eso, justo lo que piensas, vas caminando por los ghats y de pronto ves un cuerpo siendo cremado, ahí, frente a tus ojos, lo apoyan sobre la madera de mango, y lo creman, luego las cenizas son llevadas al río sagrado. Claro que también puedes estar comiendo un rico lassi de mango-papaya y frente el puesto pasa un grupo de hombres cargando un cuerpo preparado para la cremación.

Atrás de esto hay muchos datos curiosos, como que el fuego que se usa para iniciar la cremación viene de un “fuego eterno” que viene ardiendo hace mas de 500 años. Las mujeres no pueden participar del ritual, según dicen que es porque lloran y son débiles, aunque también admiten que es simplemente porque son mujeres. Para embalsamar los cuerpos se hace un preparado de aceite de sándalo, miel, manteca, aceite de rosas y leche, luego se envuelve con 5 vueltas (por los 5 elementos) en algodón, puede ser rojo, naranja o blanco, dependiendo de la edad y sexo de la persona. Pero no a todas las personas se les quema y sus cuerpos son hundidos directamente en el río:

  • Las mujeres embarazadas, porque son consideradas puras.
  • Los niños menores de 11 años, porque consideran que no han generado karma.
  • Los Sadhus porque son considerados hombres santos.
  • Quienes murieron a causa de una mordedura de cobra porque se considera que fue un llamado directo del Dios Shiva.
  • Quienes murieron a causa de la lepra, ya que se considera un llamado directo de la Diosa -madre- Seethala.
  • Quienes murieron por causas no naturales, en esos casos deben pasar por regulaciones legales con la policía y luego pueden ser incinerados en un horno eléctrico.

Entonces el río Ganges además de  la importancia que tiene por ser sagrado, la tiene como fuente y sumidero de la ciudad. Ya que al río llegan algunos desagües de la ciudad, le tiran las cenizas y restos de los cuerpos, en el se bañan y se lava la ropa, y por su puesto pescan y beben de esa agua. Vida y muerte, fuente y sumidero, inicio y fin en el río sagrado.

Ganges River

Amanecer en el Río Ganges

#ChasquiTips:

  • Se te acercará mucha gente local, inclusive a decirte que sólo quieren practicar su inglés, luego intentaran sacarte plata. Yo hablaba con ellos, y dependiendo de la situación decidía que hacer, pero nunca te sientas comprometido(a).
  • Sobre los trenes: Hay boletos reservados (en todas las categorías) especialmente para extranjeros, con un costo extra muy pequeño (menor al 5%) pero la mayoría deben comprarse en la estación de donde partirás.
  • Todos los precios son negociables, no ofenderás a nadie si empiezas negociando por menos de la mitad de lo que te piden. O hazte el desinteresado y vete, te llamarán al segundo con mucho menor precio.
  • Camina a ver el amanecer, si bien durante el alba siempre las ciudades presentan otra cara de la moneda, esta es más satisfactoria que ninguna otra, la temperatura es la más baja del día, los ambulantes duermen, los ghats están vacíos y el sol pinta el río y el cielo de un naranja intenso.
#ChasquiMode al Amanecer en el Ganges

#ChasquiMode al Amanecer en el Ganges

Om Namah Shivaya – ॐनमःशिवाय
#KeepChasquin


Información y recomendaciones para el viaje:

Fecha del viaje:
30 de mayo al 01 de junio del 2016

Duración de este viaje:
Kajuraho – Varanasi           8 horas          Tren

Clima durante el viaje:
Sol calcinante.

Elementos y accesorios recomendables:

  • Sombrero.
  • Bloqueador.
  • Camisa que te proteja del sol y te mantenga fresco.
  • Lentes de sol.
  • Mucha agua.

Contacto de información al viajero i:

Uttar Pradesh Tourism Office


Datos Varios:

Café: No hay café recién pasado en locales cerca al río.

Comida: En cualquier restaurant o puesto de la calle. Probar el Lassi de “The Blue Lassi Shop”.

The Blue Lassi Shop

The Blue Lassi Shop

Lassi Master

Lassi Master


Galería – Varanasi

Flickr Album Gallery Powered By: Weblizar